Verstappen, victorioso en Sepang

Max Verstappen celebró su 20º cumpleaños con el mejor regalo: triunfar en el gran premio de Malasia, que se despide de la F1. El piloto de Red Bull venció con autoridad a Lewis Hamilton, en tanto que su compañero de equipo, Daniel Ricciardo, en tercera posición, contuvo a Sebastian Vettel. El de Ferrari perdió el podio por poco habiendo partido desde el fondo del pelotón.

Tras ganar una pelea en la rotación de apertura con Valtteri Bottas (Mercedes), muy veloz en el arranque, para ocupar el segundo lugar, el neerlandés alcanzó con determinación el liderato del polesitter anglosajón en la cuarta vuelta. Aunque el de Mercedes se resistió un poco, el holandés nunca miró atrás y controló la carrera para superar al resto en 12,7 segundos. Mientras que fue una prueba tranquila para el líder en puntos, era todo lo contrario para sus perseguidores.

Ricciardo batió a Bottas antes de que fuera presionado en la fase definitiva por Vettel, que remontó desde la última plaza, comenzando con los neumáticos blandos, y así ir ligero de combustible y supersofts cuando recortaba la ventaja del australiano, a la vez que este se acercaba al británico. El alemán se aproximó lo suficiente para intentar el adelantamiento por el interior en la curva 1 en el giro 49, pero el aussie se mantuvo firme. Eso demostró ser el punto de inflexión, pues el desafío del teutón se desvaneció cuando los Pirelli y la unidad híbrida de su cavallino empezaron a perder prestaciones provocando esto último una considerable preocupación. La brecha entre ellos se abrió desde los 0,5s a los 14,8s al cruzar la bandera a cuadros.

Y más tarde hubo otro drama para los de Maranello, cuando el germano colisionó con el Williams de Lance Stroll en la vuelta de honor y se hubo de detener con la rueda trasera izquierda por encima de la cubierta motor. Incompresiblemente, incluso, pese a que tenía los coches médico y de seguridad a su disposición justo detrás, se subió en el pontón del C36 de Pascal Wehrlein.

El resultado significa que Hamilton está ahora 34 puntos por delante de Vettel con cinco citas restantes.

Fue un día difícil para Ferrari, ya que Kimi Räikkönen ni siquiera tomó parte, sus mecánicos hubieron de empujar su monoplaza desde la primera fila de la alineación de salida hasta el taller, después de haber experimentado una pérdida de potencia en su camino a la preparrilla.

No fue idóneo tampoco para su compatriota, que terminó en un distante quinto al frente de Sergio Pérez, que condujo esforzadamente su VJM10 a pesar de padecer un virus estomacal.

Un magnífico pilotaje de Stoffel Vandoorne llevó su McLaren a la séptima plaza en una jornada en la que Fernando Alonso sólo pudo contentarse con el undécimo, al tiempo que el octavo para Stroll y el noveno para Felipe Massa —que tuvo dos incidentes con Esteban Ocon— aportó algunos puntos para Williams, que ayudan en su lucha con Toro Rosso y Renault, debido a que ninguno puntuó. Ocon visitaba el garaje de Force India como consecuencia del contacto con el de São Paulo en la curva 2 al principio, cuando se vio entre su coéquipier y el brasileño, sufriendo un pinchazo. Realizó un gran trabajo para conseguir el punto final después de hacer 54 vueltas con blandos.

Detrás de Alonso, Kevin Magnussen, en el duodécimo, sobrevivió a percances tanto con el bicampeón como con Jolyon Palmer (Renault) mientras retenía a su colega en Haas, Romain Grosjean, y al novato de Toro Rosso, Pierre Gasly. Palmer, que ejecutó dos trompos, acabó 15º, solo una décima ante Nico Hülkenberg.

Los Sauber de Wehrlein y Marcus Ericsson, completaron los finalistas, momentos posteriores a que además de Räikkönen, Carlos Sainz (Toro Rosso), cayera de la disputa de puntos con problemas de propulsor.

(Visited 30 times, 1 visits today)

Artículos relacionados

Andrés García
Periodista | + posts




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *