Pornografía en adolescentes: ¿Causas del machismo y abuso sexual?

Todo el mundo tiene al alcance de su mano información en segundos y no toda tiene que ser del todo fiable. Si a ello se le une la posibilidad de que un adolescente acceda a Internet sin ningún tipo de control, es el caldo de cultivo para una imagen equivocada del sexo

Los adolescentes de hoy en día no conciben el mundo sin conexión a Internet: forma parte de su vida desde que nacieron y les proporciona toda la libertad que ellos desean frente a un mundo lleno de normas. A la hora de mantener relaciones sociales, las redes son lo más importante para saber cómo es una persona incluso puede causar más de un conflicto que termina en Bullying.

La psicóloga Nayara Malnero, opina que vivimos en una sociedad hipersexualizada que hace que se utilice la sexualidad como medio de venta, humor y una educación sexual equivocada y distorsionada: en realidad, los adolescentes saben menos de sexo de lo que creen saber.

Todo ello comienza en la niñez, cuando los niños preguntan, si no se les responde buscan en Google lo que les interesa y no siempre encuentran las respuestas más adecuadas: una gran cantidad de niños ya ha visto contenido inadecuado cuando navegan accidentalmente por la red, creyendo que eso es lo correcto y lo que deberán hacer ellos el día de mañana.

El contenido que hay en el mundo pornográfico, cambia lo que es el concepto de sexo, creando estereotipos de género y prácticas sexuales violentas y no consentidas. El porno crea un modelo de relación desigualitario en el que la mujer cumple una función de objeto sexual para el hombre, que es el que siempre tiene sus deseos concedidos. Por lo tanto, las primeras experiencias sexuales de los adolescentes están fuertemente marcadas por esas ideas.

Lo que la psicóloga propone es que a través de la prevención y la educación se responda a cada una de las dudas que les puedan surgir y crear así una sociedad mejor.

(Visited 27 times, 1 visits today)

Artículos relacionados

Iris Sen
Periodista | + posts




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *