Hamilton roza el título

El Ferrari de Sebastian Vettel lideró las primeras cinco vueltas del Gran Premio de Fórmula 1 de los Estados Unidos, pero fue Lewis Hamilton (Mercedes) quien dominó la carrera, aventajando en 10 segundos a su rival por el torneo, cuyo compañero Kimi Räikkönen se aseguró el tercer puesto después de que una maniobra en el último momento sobre él por Max Verstappen (Red Bull) fuera considerada ilegal. El resultado significa que Mercedes afianza la corona (cuarta consecutiva) de constructores de 2017, pero la batalla de pilotos continuará hasta la próxima ronda este fin de semana en México.

Una penalización de cinco segundos por recortar el trazado al realizar su progresión entrañó que el protagonista del día para los fans, Verstappen, que comenzó 16º, perdiera el podio por solo 9 décimas, habiendo visto como su coéquipier Daniel Ricciardo se retiraba al principio con problemas en el motor de su RB13. Valtteri Bottas terminó en un discreto quinto en el segundo Mercedes, seguido de los Force India de Esteban Ocon y Sergio Pérez, separados por el nuevo muchacho de Renault, Carlos Sainz, que al igual que el neerlandés vio como su colega de escudería, Nico Hülkenberg, abandonaba. Felipe Massa (Williams) y el retornado Daniil Kvyat (Toro Rosso) cerraron el top ten; el rookie Brendon Hartley, en el otro STR12, cruzó la bandera 13º en su debut en la F1.
En el momento que Vettel asaltó la pole position de Hamilton en la incónica curva 1 al inicio, parecía que Ferrari iba a obtener la victoria que necesitaban, pero pronto quedó claro que la flecha de plata, justo detrás de él, tenía mejor ritmo. En la vuelta 6 el líder en puntos cortó decisivamente por el interior en la recta de atrás, y fue en la práctica definitivo. El británico tuvo un sobresalto en la 20ª vuelta al salir de lo que resultó ser su única parada en boxes, el alemán, que se había detenido tres giros antes, había reducido un déficit de 4,4s y estaba casi encima. El inglés, enfadado, reprendió a sus estrategas, pero al mismo tiempo se distanció rápidamente, y cuando el tetracampeón tuvo que detenerse de nuevo en la rotación 39, pronto quedó claro que Mercedes no necesitaría hacer lo mismo. Por entonces, el germano había caído al cuarto lugar, ya que Bottas y Räikkönen se disputaban el segundo escalón detrás del tricampeón. Finalmente, el veterano finlandés pasó a su compatriota, y el teutón estaba dando caza al W08, la Scuderia se percartó entonces de la posibilidad de restringir el daño. Vettel se imponía al de Nastola en la vuelta 51, aprovechándose de monoplazas con vuelta perdida, los SF70H inmediatamente intercambiaban posiciones, maximizando el cómputo del tudesco y restringiendo la pérdida adicional a siete puntos. Hamilton tiene ahora 331 y Vettel 265. Muy cerca de ese cuarto entorchado, pero la celebración habrá de esperar.
Räikkönen, mientras tanto, tenía un mano a mano con Verstappen, el único Red Bull en pista tras la pelea de Ricciardo al comienzo con Bottas que había terminado con una avería en la bomba de presión de aceite del ICE. El holandés remontó brillantemente desde la octava fila de la parrilla (debido a sanciones por sustituciones de componentes del propulsor), para arrebatar la tercera plaza con un movimiento agresivo en la última vuelta. El finés, que ya estaba en modo de ahorro de combustible, retrocedió cuatro segundos en seguida, pero para las aspiraciones de Verstappen no sería suficiente. Estaba en la sala prepodio en el instante que llegó la noticia de que un castigo de cinco segundos por exceder los límites del asfalto lo había dejado detrás del cavallino.

Hubo una excelente lucha detrás de los cinco primeros.
Ocon y Sainz estuvieron enzarzados en un duelo durante muchas vueltas, pero el francés nunca le dio al debutante de Renault la oportunidad que tan arduamente estaba buscando. Del mismo modo, Pérez, en el otro Force India —que antes había pedido a su equipo que el galo le dejara pasar, porque era más veloz, y fue “víctima” de un formidable adelantamiento por parte del español que impresionó al mismísimo Alain Prost—, simplemente se defendió de Massa y Kvyat al final.

Lance Stroll (Williams) finalizó undécimo, justo por delante de Stoffel Vandoorne (McLaren) y el antes mencionado Hartley, en tanto que los Haas de Romain Grosjean y Kevin Magnussen, intercalados por Marcus Ericsson de Sauber, completaron los finalistas; el sueco recibió una corrección de cinco segundos por un toque sobre el danés cuando Vettel los doblaba en la vuelta 47.

Como Ricciardo y Hülkenberg, el McLaren de Fernando Alonso cayó presa de fallos mecánicos (enésima pérdida de potencia), mientras que Pascal Wehrlein (Sauber) sufrió daños como consecuencia de una colisión en la vuelta inicial con Magnussen.

Aunque Hamilton aún necesita nueve puntos para ratificar su cuarto trofeo mundial, un quinto en el autódromo Hermanos Rodríguez este domingo será bastante. Mercedes sentenció el campeonato de escuadras, y ahora tiene 575 puntos por los 428 de Ferrari, los 315 de Red Bull y los 159 de Force India.
Renault supera a Haas y se acerca a cinco puntos de Toro Rosso en la guerra por el sexto emplazamiento.

(Visited 22 times, 1 visits today)

Artículos relacionados

Andrés García
Periodista | + posts




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *