Hamilton gana el primer gran premio nocturno en condiciones de mojado en Singapur

La acción desde que se apagaba el semáforo dejaba a ambos Ferrari y a un Red Bull eliminados simultáneamente, lo que permitía a Lewis Hamilton (Mercedes) asaltar a su 60ª victoria en F1, extendiendo su liderazgo en el campeonato sobre Sebastian Vettel de tres a 28 puntos con sólo seis eventos para la conclusion de la temporada.

En una carrera que alcanzó el límite de dos horas merced a tres periodos de safety-car, Daniel Ricciardo logró subir al podio de Marina Bay por cuarto año consecutivo, ya que ocupó el segundo cajón para Red Bull por delante de Valtteri Bottas, en el otro W08.

Carlos Sainz (Toro Rosso) anotó su mejor resultado en la categoría con el cuarto lugar; Jolyon Palmer (Renault) hizo lo propio al finalizar sexto; y también Stoffel Vandoorne con el séptimo para McLaren. Los puntos restantes fueron para los Force India de Sergio Pérez y Esteban Ocon, quinto y décimo, respectivamente, Lance Stroll (Williams), octavo y Romain Grosjean (Haas), noveno.

Con la previsión de que la lluvia empezara a caer justo antes del inicio, Vettel lideraba desde su posición duramente ganada, con Max Verstappen emparejándose, y su compañero Kimi Räikkönen alcanzando el interior de la curva 1. Fue entonces cuando el holandés se encontró atrapado entre los SF70H, y los tres chocaron. El neerlandés y el finlandés abandonaban, deslizándose por el exterior e impactando contra un damnificado Fernando Alonso, que había realizado una acostumbrada meteórica salida para llegar brevemente hasta la tercera plaza. El tetracampeón se aferraba al liderato a la vez que Hamilton conquistaba el segundo emplazamiento por la parte externa, pero luego el afectado monoplaza del alemán se giraba en la recta, estrellándose de frente y provocando su retirada.
Así el anglosajón comandaba, seguido de Ricciardo mientras que los restos de vehículos se despejaban con el primero de los tres coches de seguridad desplegado.

La prueba se reanudó en la quinta vuelta, y el tricampeón comenzó a abrir un margen con el australiano que se esfumaba en la vuelta 11 cuando Daniil Kvyat estampaba su Toro Rosso en el muro de la Memorial Corner.

Una vez más, Hamilton recuperaba su ventaja con otra serie de vueltas rápidas, y en el 24º giro las circunstancias fueron lo suficientemente secas para la utilización de slicks. El único RB13 superviviente colocaba ultrasofts en la 28ª rotación, el británico una más tarde, y de nuevo ampliaba su diferencia, sólo para verla erradicada nuevamente en el momento que Marcus Ericsson perdía el control de su Sauber en el 37º recorrido por Anderson Bridge. Para entonces Ricciardo intercambiaba con Hamilton fastest laps, pero cuando apareció la bandera verde por última vez, el inglés todavía era capaz de alejarse y finalmente ganaba por 4,5 segundos.

Fue una gran noche para la marca de la estrella, con Valtteri Bottas subiendo al tercer escalón del podio, aunque muy lejos del prototipo de las bebidas energéticas.

Carlos Sainz compitió de manera extraordinaria y resistió la presión de Sergio Pérez para conquistar la cuarta ubicación, 14s detrás del piloto de Mercedes.

Y fue un buen día, al fin, para Jolyon Palmer quien, después de que su coéquipier en Renault, Nico Hülkenberg, había retrocedido desde un excelente cuarto debido a fallos hidráulicos, resistió los ataques del McLaren de Stoffel Vandoorne para terminar sexto. El belga acababa cómodamente por delante del Williams de Lance Stroll, que se benefició de la división de estrategia inicial de su equipo inicial calzándole neumáticos intermedios y manteniendo a Felipe Massa con los de lluvia extrema. El canadiense era perseguido por el Haas de Romain Grosjean, con Esteban Ocon (Force India) recibiendo el punto final. Massa, en el undécimo, y Pascal Wehrlein (Sauber) en el duodécimo, se agregaron a los únicos finalistas.

Además de Verstappen, Räikkönen, Vettel, Kvyat, Ericsson y Hülkenberg, Alonso se recuperó del percance en el primer vértice, pero hubo de retirar inevitablemente su dañado MCL32 con problemas mecánicos que condujeron a una lamentable pérdida de potencia, mientras que Kevin Magnussen, cuyo Haas tenía una anomalía con la MGUK, fue el último en decir adiós prematuramente.

(Visited 43 times, 1 visits today)

Artículos relacionados

Andrés García
Periodista | + posts




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *