El cerebro

Las anomalías cerebrales tienen mucho que decir como origen de muchas enfermedades

La Psiquiatría continúa siendo la especialidad médica “tabú“ en nuestra sociedad, rayando en lo peyorativo sin entender, a pesar del avance social , que esta especialidad médica puede resolver muchas enfermedades, cuyo origen no responde a patologías convencionales aunque su sintomatología así lo sea y, por consiguiente, requieren otros tratamientos.

En esa línea investigadora sobre el origen de las sintomalogías que no responden a tratamientos convencionales, es preciso advertir la fuerza del cerebro como órgano rector del funcionamiento del cuerpo humano.

Un vómito no tiene por qué deberse forzosamente a una anomalía gástrica o digestiva, hepática o consecuencia de un embarazo, entre otros; episodios continuos de tos o espectoraciones tampoco tienen por qué tener su origen en un resfriado o en un proceso gripal; ni una calvicie tiene por qué tener una causa dermatológica. Y esta relación de afecciones es solo por poner unos ejemplos.

Igual que el Psicoanálisis obtiene el origen de muchas anomalías o alteraciones de órganos y miembros del cuerpo humano y, con ello, su debido tratamiento, así cualquier anomalía del cerebro, órgano rector del cuerpo humano, puede ser la causa y origen de muchas de las anomalías de ese cuerpo humano que, tras una análitica exhaustiva, no tienen explicación.

El cerebro es el órgano rector del cuerpo humano y sus disfunciones tienen la explicación de muchas de sus anomalías.

Un traumatismo cerebral puede ser la causa u origen de inflamaciones en el cuerpo y en este sentido puede llevar a causar reacciones en el intestino, como han descubierto científicos de la Universidad de Maryland al experimentar con ratones. No están claros todos los factores, pero el camino de la investigación es muy esperanzador.

Anomalías en la comprensión del lenguaje verbal, en la incapacidad para leer, para la emisión de la voz, incapacidad para frenar impulsos, la apatía, así como sintomatologías referidas a la vista, al olfato, tacto o audición, pueden tener su origen en disfunciones cerebrales. patologías en el cerebro

Muchas causas u orígenes de estas disfunciones cerebrales ya están descubiertas, pero en la actualidad en muchos casos todavía no se es capaz de atribuir muchas patologías a esas anomalías cerebrales, tratándose dichas enfermedades con tratamientos inadecuados que solo entorpecen y dilatan la curación de la anomalía, por no aplicar el tratamiento adecuado en el verdadero origen del problema por falta del diagnóstico correcto.

(Visited 21 times, 1 visits today)

Artículos relacionados

Fernando Pelegrín
Periodista | + posts




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *