Derrotero económicamente inviable del gobierno catalán para Cataluña y con incidencias muy negativas para el resto de España

La inseguridad política y jurídica trae desinversión empresarial

Si no hay empresas no hay puestos de trabajo. No cabe plantearse la situación de los puestos de trabajo sin antes preguntarse por la situación de las empresas que los crea.

La cadena de producción es la que es y en esa cadena el “pilar“ es la empresa y a continuación los puestos de trabajo. Si no hay empresa , si la empresa es inviable, si la empresa cierra, los puestos de trabajo son implanteables o su futuro desconocido.

Y en esa línea las empresas significan o suponen, financiación e inversión, y esta financiación e inversión suponen necesariamente una estabilidad política y con ella, jurídica, irrenunciables para el empresario, acceso al crédito que dependerá de la solvencia que proporciona la seguridad jurídica del mercado. Y todo esto lo proporciona España y la Comunidad Europea.

La seguridad jurídica hace que las relaciones empresariales y comerciales, es decir, la seguridad de las empresas y el mercado consiguiente sean viables sin altibajos políticas ni ocurrencias fuera de la órbita de la Leyes que democráticamente los ciudadanos han votado y se han dado para su convivencia pacífica. No vale romper las reglas del juego para instalar la dictadura de unos cuantos con discursos inventados dirigidos a una masa humana ala que solo se le dice lo que quiere oír, ocultándosele , deliberadamente el precipicio al que se la conduce.

Cataluña camina empicada a la recesión económica y la masa seguidora del Gobierno Catalán, muy bien manejada, no es consciente de lo que esa recesión significa para sus propias economías y empleos. Nadie se lo ha explicado y continúan viviendo de haber comprado un sueño inexistente, como todos los sueños.

La autonomías suponían la descentralización de la Administración Pública y con ello la agilización y autonomía de las decisiones de las respectivas comunidades autónomas en favor de un mejor funcionamiento, pero en modo alguno estaba en el “programa“ que cada Comunidad resultase un “reino de taifas“ diferente y distinto de las del resto de España.

Sin embargo, el transcurso de los años ha venido a demostrar que las Autonomías, con más competencias que los propios estados federales, solo han servido para “quintuplicar“, cuando menos, los presupuestos de todos los españoles, suponiendo un gasto económico en sueldos, prebendas, enchufes, privilegios y un larguísimo etcétera muy, sin resultado práctico para los contribuyentes y difícil de  digerir  por la ciudadanía que lo soporta hasta extremos insufribles.

A su vez estas autonomías, mal entendidas y peor gestionadas, han convertido a España en una Torre de Babel de tal magnitud que hacen a España un esperpento con contenidos tan diversos y distintos en cada Comunidad que hacen dificilísima y desigual la convivencia y situación de los españoles de cada punto geográfico de la nación.

Y todo eso lleva al disparate a que algunos parlamentarios autonómicos, en lugar de pensar en España, continúen con su mentalidad aldeana, que ahora se llama “cuestión identitaria“, aprovechen cualquier resquicio y situación para tratar de “chantajear políticamente“ al gobierno de la nación en defensa de sus propios intereses. En determinadas situaciones y esta es una de ellas, no se puede hablar de negociación política porque sería un eufemismo.

Han existido gobiernos que han “vendido“ parte de España a cualquier pretensión autonómica en favor de sus intereses particulares y de partido, aunque posteriormente lo hayan negado y la realidad está ahí y se puede ver y leer.

Y en este punto están los Presupuestos Generales del Estado, la Ley anual más importante, pendientes de aprobar por los condicionantes que ponen para su aprobación los intereses de determinados Presidentes autonómicos, que aprovechan cualquier oportunidad para ello, olvidándose de los intereses generales de todo el país y en esta ocasión la inestabilidad catalana es oportunísima para ese “chantaje político“. Pero es que el nombre de España no les “suena“, al inventarse la historia y contarla y desfigurarla  a su manera. Continúan en su periferia, en su aldeanismo, en su pretendido “viaje a ninguna parte“.

El gobierno catalán vuelve a sus andadas en contra de los intereses de los catalanes y, entre ellos, de sus propios seguidores a los que dice solo lo que éstos quieren oír y no les dicen la verdad porque entonces se les acabaría el negocio del todo, porque con ese “negocio“ llevan muchos años. Si sus seguidores supieran las consecuencias del sueño que les han vendido no lograrían su dictadura.

Europa no reconocerá a la república independiente de Cataluña, las empresas se van de Cataluña y la calificación del bono catalán es de “basura“. El turismo, que es una de las más importantes riquezas de Cataluña, se desvía a otros lugares de España, y los inversores desaparecen o cambian de escenario porque la inestabilidad política y con ella la jurídica no proporcionan la tranquilidad necesaria para el movimiento de las empresas y del mercado.

Ante esta situación el valor de las acciones se desploma y la Bolsa cae a cifras que ya habían sido superadas y que hacen inviable la producción empresarial. Cataluña está al borde la recesión económica y eso no es un sueño, es una realidad.

Con todo ello las pequeñas y medianas empresas, cuya viabilidad depende en muchísimos casos de las grandes empresas estudian cerrar o trasladarse igualmente a otro lugar de la geografía española.

La vida de los catalanes, se hace inviable.

Pero el gobierno catalán con su demagogia dictatorial, lo niega todo y vende a su masa de seguidores un paraíso inexistente.

Resulta kafkiano, a todas las miradas, ver al Consejero de Sanidad del Gobierno Catalán ofreciendo la inexistente e inviable república catalana para la ubicación de la Agencia Europea del Medicamento, estorbando, a su vez, la actuación de la Ministra de Sanidad del Gobierno por la candidatura de España que es donde está y a la que pertenece Cataluña.

(Visited 22 times, 1 visits today)

Artículos relacionados

Fernando Pelegrín
Periodista | + posts




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *