Pedro Sánchez dice que el PSOE sólo compite con el PP

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha declarado hoy de manera “solemne” que sólo compite contra el PP y que intentará formar una mayoría parlamentaria para derrotar a la derecha. Pero ha dejado claro que si siguen los vetos entre las fuerzas del cambio, lo intentará en las próximas elecciones pero mientras tanto ha anunciado la creación de un espacio de coordinación en el Parlamento con otros partidos para “desmontar” las políticas de Mariano Rajoy.

Sánchez no ha ahorrado en críticas al PP en su discurso de proclamación como nuevo secretario general del PSOE con el que se ha clausurado el 39 Congreso Federal del partido. Ha subido al estrado al ritmo de Guns N’ Roses y aclamado por 8.500 militantes -según los organizadores-. En su discurso de algo más de tres cuartos de hora no ha cejado ni un momento de resaltar los errores de la derecha, acusando a los populares de corromper todo lo que tocan, incluida la Constitución española.

Pero no ha mencionado en ningún momento a Podemos, ni a su líder Pablo Iglesias. Tan sólo se podía deducir que se refería a este partido y también a Ciudadanos cuando ha hablado de las “fuerzas del cambio”. De estas ha dicho que si siguen en su permanente “veto” entre ellas, él les dirá a los ciudadanos en las próximas elecciones que el único partido capaz de sacar a la derecha del Gobierno es el PSOE.

Pedro Sánchez se ha comprometido a “trabajar sin descanso para que haya una mayoría parlamentaria alternativa que acabe con esta etapa negra del PP”, pero sin especificar si lo intentará en el Parlamento o esperará a la próxima cita en las urnas.

Eso sí, ha dejado claro que hasta que “llegue el momento” de derrotar al PP, va a hablar con “las fuerzas del cambio” respetando la autonomía de cada organización, y les va a proponer crear un espacio de coordinación parlamentaria para “desmontar” las políticas de Mariano Rajoy, ahora que los populares no cuentan con mayoría en el Parlamento.

Además, Sánchez considera que tras recuperar la secretaría general del PSOE y celebrar su 39 Congreso, “el reloj del PSOE y de España marcan la misma hora” y han puesto “rumbo a la Moncloa”.

Capitalizar el 15-M

El nuevo líder socialista también ha enfocado el discurso a capitalizar el descontento de las personas que participaron en el 15-M hace 6 años, a los que ha dicho que la demanda de regeneración que hicieron será satisfecha por los socialistas y que son estos los que sí les representan. Pero también les ha dicho que el PSOE es la izquierda de gobierno, que hace las cosas “de manera seria y serena”.

Pero Pedro Sánchez se ha cebado en sus críticas con el PP, al que ha acusado de “corromper todo lo que toca, empezando por la Constitución española” y personalmente al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de “vulnerarla” con medidas como los recortes, la amnistía fiscal y su renuncia a defender a la industria cultural y las lenguas cooficiales.

Además, ha anunciado que a partir de ahora los socialistas harán una “oposición de Estado, defendiendo al Estado y no al Gobierno”. “¿Hay algo más ajeno a la Constitución que institucionalizar la corrupción, la precariedad y la desigualdad?. Nuestro enemigo son todos aquellos que vulneran y atacan la Constitución y la ponen al servicio de los intereses partidarios y es lo que hace este Gobierno, este Gobierno corrompe todo lo que toca, empezando por la Constitución española”, ha exclamado.

Pedro Sánchez logra el 70,5% de apoyo para su Ejecutiva

El Congreso Federal ha respaldado con un 70,5 % la Ejecutiva propuesta por el secretario general Pedro Sánchez, que terminó de diseñar anoche y que contará con 49 miembros.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha diseñado una amplia Ejecutiva Federal compuesta por 49 personas que respeta su compromiso con la paridad -pese a que hay nueve hombres más que mujeres– y en la que se ha rodeado de fieles.

Los principales puestos serán ocupados por Adriana Lastra como Vicesecretaria general y José Luis Ábalos como secretario de Organización. La presidenta será Cristina Narbona.

El único esfuerzo de integración ha sido la incorporación del exlehendakari vasco Patxi López, como secretario de Política Federal. No hay en cambio ningún cercano a la presidenta andaluza, Susana Díaz, que tampoco ha querido colocar a su gente en esta ejecutiva.

Susana Díaz no ha acudido al acto, al que sí han asistido el resto de presidentes autonómicos. De los siete con que cuenta el PSOE, solo la presidenta de Baleares, Francina Armengol, tomó parte por Sánchez. El resto se alinearon con Díaz. Tampoco han asistido los expresidentes del Gobierno Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, ni el antecesor de Sánchez en la secretaría general, Alfredo Pérez Rubalcaba.

El secretario general ha hecho varios guiños hacia los Gobiernos del PSOE en las comunidades autónomas, presentándoles de forma implícita como un modelo de responsabilidad frente a Unidos Podemos, con quien el PSOE mantiene un pulso por la hegemonía de la izquierda. “Somos la izquierda que gobierna. Ahora que se dice que somos el nuevo PSOE, sí, el nuevo PSOE, pero también el de siempre. El PSOE que gobierna, que no tiene miedo al cambio y que va a ganar las próximas elecciones”, ha sido su declaración de principios. En ella, Sánchez no ha obviado su pretensión de ser el modelo alternativo al del PP. “Nosotros miramos al PP de frente, no desde abajo. Nosotros solo competimos con el PP”, ha aseverado.

“La izquierda de Gobierno es la que hace lo que dice y dice lo que hace”, ha insistido Sánchez. Una de sus prioridades, como ha demostrado al inicio de su discurso de una hora de duración, es obtener la confianza de quienes en mayo de 2011 encontraron sentido a las reivindicaciones, denuncias y demandas del 15-M. “Esa demanda de regeneración aún insatisfecha pronto va a llegar”. “Somos la izquierda de gobierno, que tiene que hacer las cosas de forma serena. Estamos aquí para representar a quienes hace seis años decían que nadie les representaba”, ha enfatizado. “Sois los protagonistas del futuro de España. No vamos a permitir el precariado ni que tengáis que emigrar”, ha sido el mensaje que ha trasladado a la generación de los millennials.

Federalismo y plurinacionalidad

La crisis política e institucional en Cataluña también ha centrado la intervención de Sánchez. La reforma de la Constitución hacia una España federal es la solución que propone el PSOE. Los textos aprobados en el Congreso abogan por el reconocimiento de la “plurinacionalidad” del Estado. El objetivo último lo ha dejado claro: un modelo de Estado “que dé cauce a que Cataluña encuentre su sitio”. “España no es anticatalana, España quiere a Cataluña, España es plural y diversa”. “Estoy a favor de España y del catalanismo”, ha apostillado.

Las palabras de Carme Chacón en el congreso de Sevilla cuando se enfrentó a Rubalcaba le han servido para su broche final. “Si decimos izquierda es izquierda. Si decimos cambio es cambio”. Y ha añadido de su cosecha: “Pongamos rumbo a La Moncloa”. Y tras ello, La Internacional se ha cantado con todo el público en pie y muchos puños en alto.

Andrés Villar
Periodista | + posts




(Visited 12 times, 1 visits today)

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *