La Unión Europea multa a Google con 2.424 millones de Euros

Esta sanción es la más alta que ha impuesto la Unión Europea (UE) en sus más de 60 años de historia, pero esta multa es el menor de los problemas para Google.

La multa de 2.424 millones de euros, que la UE ha impuesto a Alphabet, la matriz del buscador de Google, se encuentra determinada por un abuso de posición dominante en el servicio de comparación de productos, en este caso Google Shopping.

Con esta sanción de 2.424 millones Google supera con creces las otras mayores multas impuestas por la Unión Europea a otras empresas también tecnológicas (que son las mayores multas impuestas por la UE a una sola empresa) así en el año 2009 la UE sancionó a Intel con 1.060 millones de euros por posición dominante en el mercado, que en aquel momento fue la mayor multa impuesta, superando los 889 millones de euros, que luego fueron rebajados a 860 millones, que la UE impuso a Microsoft en el año 2008, por incumplir los compromisos alcanzados para la distribución de su reproductor multimedia, más conocido como Windows Media.

La Unión Europea a través de la comisaría de Competencia, Margrethe Vestager, acusa a Google de aprovechar su abrumadora posición dominante en las búsquedas por Internet (el 90% de los internautas europeos usa a Google como buscador principal) para promocionar de una manera artificial las apariciones de su servicio Google Shopping, relegando a sus competidoras en los resultados de búsqueda.

“Lo que ha hecho Google es ilegal bajo la ley europea. Ha negado a otras empresas la oportunidad de competir por sus propios méritos y la de innovar. Y todavía más importante: ha negado a los consumidores europeos la posibilidad de elegir sus servicios”, dijo Vestager en la rueda de prensa donde se dio a conocer la sanción públicamente.

Al mismo tiempo la Comisión afirma que “las pruebas muestran que incluso los productos rivales con una mayor relevancia aparecen, de media, en la cuarta página de resultados de búsqueda de Google”. Cuanto más alta es la posición en los resultados de búsqueda mayor es la relevancia en cuanto al contenido, ya que los diez primeros resultados de búsqueda captan el 95 % del tráfico.

Para Alphabet estas acusaciones son infundadas y actualmente está preparando el recurso ante el Tribunal de Justicia de la UE. “Estamos en desacuerdo con las conclusiones anunciadas hoy. Vamos a revisar con la Comisión la decisión en detalle y consideraremos apelar y continuar exponiendo nuestros argumentos” señaló Kent Walker, el responsable legal de la compañía estadounidense.

La Comisión Europea comenzó a investigar en el año 2010, tras la denuncia presentada por varios rivales de Google Shopping, y también por varias asociaciones que incluían a rivales de Google, como Microsoft y dos buscadores de precios europeos.

Ahora bien la sanción de la Unión Europea es el menor de los problemas a los que se enfrenta Google en la actualidad en nuestro continente. Ya que Google tendrá que cambiar su buscador para evitar más penalizaciones.

Aunque el dinero no es un problema para Google, ya que anualmente su volumen de negocio es de 65.000 millones de euros al año, el verdadero problema para Google es que a través de esta sanción obliga a Google a tener que cambiar su buscador por mandato de un organismo público.

A pesar de que como se ha comentado Google va a recurrir la sentencia, la empresa debe de cambiar la estructura de su buscador en el plazo de 90 días si quiere evitar más sanciones por parte de la Unión Europea, para adaptar los servicios de Google Shopping y los resultados destacados, que han derivado en esta multimillonaria sanción. Los resultados de búsqueda han de desaparecer e integrarse en el resto de los resultados de la búsqueda, para evitar que exista una competencia desleal. Si Google no realiza estos cambios en el plazo de tres meses, la Unión Europea puede ir aumentando un 5 % diario la multa a la multinacional.

Esta decisión es un precedente importante tanto para la compañía como para la Unión Europea, ya que de ahora en adelante los ajustes en el posicionamiento SEO de Google, dejan de ser un mero proceso de política interna, ya que a partir de esta sanción más agentes pueden examinar su evolución.

Aunque habrá que esperar a la resolución del Tribunal de Justicia Europeo, esta sanción es una paso importante para el mundo de la tecnología, ya que va a suponer un punto de inflexión entre las relaciones de las empresas tecnológicas con las instituciones europeas.

Para Google evitar esta multa es vital, ya que en Estados Unidos, la Comisión Federal del Comercio también está investigando a Google por el mismo motivo, según publico en el año 2015 The Wall Street Journal.

Para la UE esta sanción se suma a las que ya aplicó a otras grandes multinacionales tecnológicas como Microsoft e Intel, ambas por posición dominante en el mercado, y la que les impuso a Facebook y WhatsApp por dar información falsa en la compra de la compañía que la primera aplico sobre la segunda.

Esta sanción supone un paso muy importante en la protección de los derechos de los consumidores europeos, que realiza la Unión Europea sobre sus ciudadanos.

Ignacio Arias
Periodista | + posts




(Visited 10 times, 1 visits today)

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *