Fango

El que esté libre de irregularidad alguna “que tire la primera piedra“

¿Donde está Don Limpio ?

Esta es la pregunta que los ciudadanos, la sociedad, se repiten una y otra vez.

¿A quién hay que reprochar, a Villar, a  Gorka Villar, a María José Claramunt?¿A lo peor también a Cortés Elvira?¿A cuántos más?

Respetando como es de justicia la presunción de inocencia, que en España ya no existe porque se la han cargado los medios de comunicación y los intereses creados, existen claros indicios y muy reveladores de los “ tejemanejes”, empleando, el un argot popular que, presuntamente, se traían el Presidente inhabilitado de la Federación Española de Fútbol y sus “palmeros“.

Todos esos gobernantes, con honrosísimas excepciones y esos “palmeros“, cuyo silencio, complicidad, cooperación, aquiescencia, “mirar para otro lado“ , compinches paniaguadaos  y demás de los que Ángel Villar se ha valido, deberían ir respondiendo a muchas, muchísimas preguntas sobre esos treinta  años (o veintinueve , qué más da) durante los cuales el dinero público, ese que según un reciente mandatario público “no es de nadie“ , ha ido “volando“ de unos a otros bolsillos privados sin el menor pudor ni respeto hacia esos ciudadanos que contemplan impotentes el manejo y destino de sus dineros, cuando ellos tienen que hacer “malabares“ para poder llegar ”a fin de mes“.

Y la misma historia se les repite todos los días con todos ellos, de un signo y de otro, de un color y de otro, de un discurso y de otro.

Cada uno de éstos  VIP se “monta su película“  a su manera, pero  caen y van cayendo en los mismos fangos y aunque cada uno de ellos  les  llame de forma distinta, no dejan de ser fangos.

Unos, de un color o de otro, “meten la mano“ y otros, de un discurso o de otro, los consienten y se benefician de ello de muchas y variadas formas. Y esas honrosísimas excepciones se libran por su buen hacer, aunque  no se libran por su falta de diligencia “in vigilando“ y su lentitud en tomar decisiones, que los ciudadanos reclaman cuando ese fango “sale a la luz“ es denunciado o “sale a la luz“.

A los mandatarios,  de uno u otro signo, los intereses creados les hacen ver con absoluta dificultad los “fangos propios“ ,cuando sin embargo ven con absoluta claridad los “fangos de los otros”.

Existe verdadera tentación hacia el dinero de los contribuyentes y treinta años son muchos consintiendo, votando, cooperando y beneficiándose de un fango maloliente, putrefacto, podrido a cambio de prebendas, lujos y comisiones.

“A tirar de pólvora ajena“ que casi todos los VIP le cogen enseguida un gusto especial en detrimento de esos contribuyentes que cada día se despierta con la basura de unos y otros.

Esta podredumbre, es la justificación de la ambición desmedida de la mayoría de los “políticos de carrera“ o “interinos“ de ser incluidos en las listas electorales o la aspiración a ocupar algún sillón que merezca la pena.

Treinta años son muchos y la condición humana es voluble al bienestar y hasta los más acérrimos defensores de la austeridad, la igualdad y el progresismo, cuando “pisan moqueta“, la obsesión de muchos, se les nubla la mente y enseguida se acostumbran a ese lujo que habían criticado, negando lo evidente y justificando lo injustificable.

Y es que el lujo no es malo, es muy bueno y proporciona muchísimos puestos de trabajo, lo que equivale al sostenimiento de muchas familias, siempre y cuando ese lujo se haya obtenido lícitamente y en base a las capacidades y aptitudes de cada uno y bajo una Administración Pública que con el dinero de los contribuyentes ofrezca oportunidades a todos los que no se las puedan permitir.

En todo caso, habría que igualar por arriba  y nunca por abajo. Ahí está el llamado progresismo que es el que quieren todos los ciudadanos y no solo unos cuantos, pero un progresismo serio, coherente y sin demagogia, que solo lleva al abismo a esa “masa“ orteguiana, a la que dice lo que quiere oír solo para coger  el poder, que es su único objetivo.

(Visited 18 times, 1 visits today)

Artículos relacionados

Fernando Pelegrín
Periodista | + posts




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *