El Congreso tumba la moción de censura de Pablo Iglesias

El Pleno del Congreso de los Diputados ha rechazado este miércoles sin sorpresas la moción de censura planteada por Unidos Podemos contra Mariano Rajoy. El candidato a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, se ha quedado en 82 votos, mientras que 170 diputados han votado en contra y 97 se han abstenido.

Conforme al reglamento, la votación de la moción de censura, como ocurre en las sesiones de investidura, es pública y por llamamiento, lo que significa que se va nombrando a los diputados para que, puestos en pie desde su escaño, digan su voto en voz alta.

El inicio de la votación se ha determinado por sorteo, y en este caso ha comenzado con el diputado del PP por Valencia Juan Vicente Pérez Arias, que al ser llamado ha dicho ‘No’ a Pablo Iglesias.

Tras las casi 16 horas de debate, los diputados del Congreso han ido levantándose para anunciar su voto y, al final, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha informado del resultado.

Así, la candidatura de Pablo Iglesias ha obtenido 82 votos a favor de los 67 diputados del grupo de Unidos Podemos-En Comú-En Marea, los cuatro de su socio electoral de Compromís, los nueve de Esquerra (ERC) y los dos de EH BIldu.

97 abstenciones

En contra de la moción han votado 170 diputados del PP (134), Ciudadanos (32), UPN (2), Foro Asturias (1) y Coalición Canaria (1). En la votación se han abstenido los otros 97 diputados presentes, del PSOE (84), PDeCAT (8), PNV (5) y Nueva Canarias.

Para relevar a Mariano Rajoy, el candidato de Unidos Podemos necesitaba reunir la mayoría absoluta de la Cámara, 176 votos, y con o no lo ha logrado Ana Pastor ha dado por rechazada la iniciativa.

Por tanto, la moción de censura de Pablo Iglesias ha seguido la misma estela que las dos precedentes, la de 1980 y la de 1987, que fueron rechazadas. En concreto, en 1980, Felipe González logró el respaldo de 152 diputados, frente al rechazo de 168 y la abstención de otros 21 -en la sesión se registraron 11 ausencias-. Siete años después, en 1987, sólo 66 diputados votaron a favor del candidato Antonio Hernández-Mancha, frente a los 195 que lo hicieron en contra y los 71 que se abstuvieron.

Acercamiento entre PSOE y Podemos

El PSOE se ha abstenido porque, según ha explicado su portavoz provisional José Luis Ábalos, no comparten que Iglesias sea presidente, no hay mayoría suficiente y, en todo caso, será la nueva dirección socialista la que, tras su congreso de este fin de semana, decidirá su propia estrategia.

Los guiños entre PSOE y Podemos chocan, no obstante, con la desconfianza mutua. Así, Ábalos reiteró el reproche de no haber permitido con su abstención hace más de un año que Pedro Sánchez fuera presidente del Gobierno, para desalojar al PP. El portavoz socialista ha desgranado en la tribuna las diez medidas anticorrupción de Iglesias para constatar que estaban incluidas en el pacto entre Sánchez y Rivera de 2016.

El acercamiento entre PSOE y Podemos no llega a tanto como que los socialistas apoyaran hacer presidente al secretario general de Podemos, el tercer partido de la Cámara. Y en todo caso, juntos no llegan a la mayoría necesaria para que Rajoy deje de ser presidente. 

(Visited 14 times, 1 visits today)

Artículos relacionados

Andrés Villar
Periodista | + posts




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *