Clara Peeters, el Bodegón Flamenco

Nacida en Amberes, en 1594 su primera obra data de 1607, cuando contaba 14 años de edad, titulada Bodegón de galletas. Muestra la influencia de la Escuela Holandesa de Naturaleza Muerta, su actividad acreditada va desde la fecha mencionada hasta 1621, y si usualmente es harto difícil establecer datos biográficos, sobre todo relativos a mentalidad, filosofía, formación e intereses vitales, la falta de testimonios y documentos relativos a esta gran pintora hace casi imposible tejer la estructura de unas hipótesis consistentes. Esto se atribuye a su sexo, pero en la época muchos pintores con más o menos éxito comercial fueron totalmente ignorados por las crónicas, los mecenas y por tanto para la conservación de sus obras; de hecho su pertenencia a la aristocracia tiene mayor peso tanto en la posibilidad de pintar, como de conservación y registro de sus obras, en cuanto a la temática, en aquellos siglos siempre lo decidía el mecenas que encargaba la obra.

Especializada en el género del Bodegón, llamado también Naturaleza Muerta, su sello personal fue la inclusión de elementos cerámicos o de metales preciosos primorosamente repujados y decorados con colores vivos y alegres entremezclados con piezas de caza y pesca, así como elementos de desayuno como pan, bizcochos y similares. Incluyó autorretratos, (ya antes del móvil existía la costumbre del “autí”, es decir el autorretrato) en el menaje pintado.

El Museo del Prado posee cuatro de estas pinturas, tres de ellas datadas en 1611, todas procedentes de la colección real, lo que ha dado pie para conjuntamente con el Museo Real de Bellas Artes de Amberes se organice una exposición en Madrid en el Museo del Prado desde el 25 de octubre de 2016 hasta el 19 de febrero de 2017.

(Visited 182 times, 1 visits today)

Artículos relacionados

Luis Mojedano
Periodista | + posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *