Bottas impide la victoria de Vettel en Spielberg

Valtteri Bottas (Mercedes) pilotó una carrera magistral para asegurarse el triunfo —su segundo del calendario— en el gran premio de Austria este domingo, concluyendo 0,6s por delante del líder del campeonato mundial Sebastian Vettel (Ferrari). Daniel Ricciardo (Red Bull) fue tercero —quinto podio consecutivo— después de derrotar a Lewis Hamilton (Mercedes) en las últimas vueltas

Kimi Räikkönen consiguió un distante quinto en el segundo cavallino, con Romain Grosjean en un excelente sexto para Haas. Los Force India de Sergio Pérez y Esteban Ocon fueron séptimo y octavo, respectivamente, mientras que los Williams realizaron una impresionante remontada con Felipe Massa y Lance Stroll —que partían 17º y 18º recíprocamente— completando los diez primeros.

Con un comienzo complicado, al mismo tiempo que Bottas ejecutaba un arranque tan sorprendente que los comisarios investigaron un posible jump start del finlandés, Daniil Kvyat de Toro Rosso frenó demasiado tarde en la curva 1 y se encontró con Fernando Alonso (McLaren) que había llevado a cabo también una magnífica salida, para gran disgusto de Max Verstappen (Red Bull) y su legión de fans color naranja que estaban sentados viendo con consternación cómo el español chocaba accidentalmente con el neerlandés. Ambos tenían tales daños en sus monoplazas que se vieron obligados a retirarse. El ruso continuó, recibiendo un drive-through por causar la colisión.

A partir de ahí, en muchos sentidos fue una cita cargada de actividad en la zona trasera de la parrilla, con la mayor parte de la acción al final. Sin embargo la segunda corona en la trayectoria de Bottas en la categoría reina no fue fácil. El finés lideró con comodidad desde la pole y dominó la primera mitad de la prueba cuando los líderes calzaban ultrablandos, pero una vez que los supersofts tomaron el protagonismo fue una historia completamente diferente. Entonces el SF70H de Vettel cobró vida, al igual que la tarde. Desde la vuelta 47 en adelante, el alemán estuvo increíble, incesantemente persiguiendo al W08 cuando los neumáticos de este empezaban a desvanecerse. Las últimas vueltas fueron implacablemente tensas hasta que cruzaron la línea de meta separados por tan sólo seis décimas. A pesar del estado de sus gomas, el nórdico confirmó una conquista muy merecida y posiblemente crucial para su escudería, ya que su compañero únicamente pudo alcanzar la cuarta posición. Según Pirelli, el inglés tenía la mejor estrategia, pero después de deshacerse de Ocon, Pérez y Grosjean, y acercarse a Räikkönen, sus cubiertas se habían desgastado antes que los compuestos más blandos de sus rivales. Fue el primer piloto de cabeza en visitar el garaje. Desde ese momento debería haber volado con ultrasofts y una menor carga de combustible, pero su flecha plateada llevaba demasiada ala delantera, y aunque más tarde lucharía bastante ferozmente como para, incluso, establecer varias vueltas rápidas, sólo pudo dar alcance a Ricciardo sin verdaderamente suponer una amenaza. En el giro 70º estaban rueda a rueda en la curva Rauch pero el australiano tenía el interior y se mantuvo firme. En la última vuelta la distancia entre ambos se amplió.

Räikkönen —esforzándose en labores de equipo— estaba muy lejos en la quinta plaza, con Grosjean defendiendo la sexta de la calificación por delante del tenue duelo de los Force India de Pérez y Ocon, el francés se enfrentó al desafío que supuso Massa en su Williams. El brasileño y su coéquipier se aprovecharon del caos en el viraje Castrol para apoderarse de los postreros puntos. La mejor conducción de Jolyon Palmer de la temporada, por encima de su socio Nico Hülkenberg, se vio sin recompensa porque no pudo superar al canadiense por medio segundo.

Stoffel Vandoorne fue duodécimo en el segundo McLaren, penalizado —incomprensible castigo, idéntico al impuesto al soviético de Toro Rosso— por ignorar banderas azules, al frente del germano de Renault, los Sauber de Pascal Wehrlein y Marcus Ericsson, y Kvyat. Carlos Sainz hubo de verse forzado a renunciar estando en disputa por los puntos con problemas mecánicos en su STR12.

La lista de abandonos la completó Kevin Magnussen, que estaba dando caza a Palmer cuando sufrió un fallo hidraúlico en su Haas.

Vettel cuenta ahora con una ventaja de 20 puntos sobre Hamilton, seguidos de Bottas y Ricciardo.

(Visited 17 times, 1 visits today)

Artículos relacionados

Andrés García
Periodista | + posts




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *